El lienzo de los históricos: Héctor Puebla

Historicos puebla

 

El “ligua”.

Hablar de Héctor Puebla es hablar del minero de sacrificio inagotable, del que no esquiva a cumplir las funciones ingratas de una faena, del que está disponible para lo que se pida con tal de aportar al equipo.

Los reporteros del fútbol nacional que vieron a Puebla coinciden en que, de haber jugado en esta época, estaría en la elite del fútbol mundial, debido a que durante sus 16 años en Calama jugó donde le pidieran. Fue lateral, volante, mediocampista de quite e incluso delantero. Solamente le faltó jugar de arquero es la frase común que repiten compañeros, entrenadores, rivales y reporteros para argumentar lo completo que fue Héctor Puebla como futbolista.

El oriundo de La Ligua, además, es parte de actuaciones individuales de colección de la selección Chilena. En la Copa América de Brasil 1989 se le encomendó la misión de marcar a Diego Armando Maradona en el encuentro disputado frente a Argentina, y como mencionamos en un inicio, Puebla nunca se achicó frente a esos desafíos “ingratos” que la táctica futbolística le exigió, logrando anular al 10 y reciente campeón del mundo que, una vez terminado el partido, cambió su camiseta con el polifuncional loíno.

En cuanto a su historia con Cobreloa, tenemos el privilegio de contar que disfrutamos de su entrega por 16 años (1980-1996), llegó desde Lota Schwager para no irse más y convertirse en el ídolo con más partidos jugados con la camiseta naranja. Puebla es, además, el jugador con más trofeos levantados para nuestro club (1980, 1982, 1985, 1986, 1988 y 1992) Su inagotable entrega le hicieron valer del apodo de “El 7 Pulmones”, en reconocimiento a que, en una zona donde la principal causa de muerte de los mineros es la maldita Silicosis, el “Cáncer a los pulmones”, Puebla corría y mojaba la camiseta como quien tiene los pulmones que ellos habrían deseado tener para no dejar de existir.

Héctor Puebla: – “Cuando Peñarol nos hizo el gol en el último minuto en la final de la Libertadores, lo primero que se me vino a la cabeza fue la cara de sufrimiento de los mineros que dejaban la vida sacando cobre”. Puebla muy posiblemente sea el mayor ídolo en la gloriosa historia de Cobreloa.


Parte 1: Ladislao Mazurkiewicz  <– click

Parte 2: Hugo Tabilo  <– click

Parte 3: Mario Soto <– click

Parte 4: Eduardo Gómez  <– click

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *